En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

A vueltas con el aborto

Nada tiene de extraño lo que sucede estos días en torno a la nueva ley de aborto que el gobierno ha planteado aprobar y que conseguirá aprobar puesto que ya tiene los apoyos necesarios. Una forma de gobernar, la de José Luis Rodríguez Zapatero, que le obliga a buscar apoyos y pactos con diferentes grupos y partidos, dependiendo de la ley. Una forma tan buena como otra de llevar adelante el programa de gobierno.

Esta vez, es la derecha más cercana a la religión mayoritaria, separada del Estado, la que se opone a una ley en principio progresista, de la que han extraído anécdotas para elevarlas a categoría. Así, pareciera que el gobierno pretende obligar a las mujeres a abortar, tal como rezaban algunas de las pancartas vistas en la macro manifestación que reunió a quizás dos millones de personas venidas de toda España. Pongamos que eran dos millones.

Eran dos millones de personas de origen variopinto unidas en torno a la misma idea. En contra del aborto. Pero me da a mi que no estaban en contra de la Ley de Aborto que se planea aprobar en breve. Mi impresión, visto lo visto, es que estaban contra el Aborto, sin más, contra todo tipo de aborto. Y a tenor de las cosas que se escucharon allí, de los parlamentos de unos y otros, lo de menos es la ley que se intenta aprobar. Las consignas allí expresadas eran claras. La señora de Cospedal, a título personal en aquella manifestación, afirmó que se encontraba allí, como todas aquellas personas, para manifestarse en contra de la nueva ley. Se equivocó de manifestación. Aquellas gentes, en el pleno ejercicio de sus derechos y debo reconocer que con un civismo a prueba de bombas, estaban en Madrid para oponerse al aborto, sea cual sea la modalidad, ley de plazos, ley de supuestos, libre, clandestino o mediopensionista. La señora de Cospedal estaba desubicada.

No lo estaba el señor Aznar, que sabía bien en medio de quién se movía, en defensa de la vida, dijo. Es curiosa la presencia del presidente Aznar en ese acto. Durante 8 años que duró su mandato se produjeron en España 500.000 abortos legales. No se le vio en defensa de la vida por ningún lado durante esos 8 años y tampoco a sus amigos de la Conferencia Episcopal ni a ningún otro de esas más de 20 asociaciones que se reunieron en la capital.

Es curioso también que el señor Rajoy, que tiene hoy en día otros muchos problemas en los que ocuparse, haya afirmado que el señor Rodríguez Zapatero debe ahora retirar la ley porque se lo ha pedido el pueblo y al pueblo hay que escucharle. ¿Dónde se escondía el señor Rajoy cuando el pueblo, no solo en Madrid sino en todas las capitales y numerosas ciudades españolas pedían masivamente el no a la guerra de Irak? La memoria es muy frágil y ahora, hay que escuchar al pueblo y entonces, habría que gobernar a pesar de él, todo para el pueblo pero sin el pueblo.

Molesta sobre todo porque lo comparan a todas horas: “es que las niñas de 16 años no pueden comprar bebidas alcohólicas ni tabaco, ni votar y sin embargo, van a poder abortar”. ¿Es este el mejor argumento que se les ocurre?.

Las niñas de 16 años pueden ir a la cárcel si comenten un delito, puede mantener relaciones sexuales consentidas con quién quieran y por tanto pueden quedarse embarazadas, pueden contraer enfermedades de transmisión sexual, pueden comprar preservativos para evitar todo ello y además ahora pueden comprar la píldora del día después, píldora anticonceptiva que no abortiva que diría de Cospedal.

Las niñas de 16 años, aunque no sean las niñas de Rajoy, pueden y no pueden hacer muchas cosas y unas que no hagan no implica que no puedan hacer otras y viceversa.

Molesta a los padres que las niñas puedan abortar sin informarles, cosa que aún no se ha aprobado y ya veremos si se aprueba. Pero es culpa de esos padres en todo caso que la hija decida por la razón que sea, no informarles e que está embarazada y de que ha decidido abortar. No le habrán inculcado la confianza suficiente en ellos para hablar de esos temas, quizás le han inoculado el miedo.

Además, en el colmo de la desfachatez, se afirma que los futuros padres de la criatura también tienen mucho que decir. Pues verán ustedes, realmente no. En la mayoría de casos, el padre adolescente se sentirá aliviado si su novia decide abortar y en el caso de que el padre quiera ejercer como tal ¿quién es él para obligar a nadie a dar a luz? ¿Quién garantiza a la futura madre que ese interés paterno lo será siempre?

La sociedad es muy hipócrita. Se manifiestan en contra del aborto pero no dan alternativas. ¿Quién va a mantener a la madre de 16 años, de 17 o más a la que los padres echen de casa? ¿Quién va a alimentar a ese niño, a esa madre? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Ellos?

¿Ah, qué lo puede entregar en adopción…? ¿Acaso estamos hablando de la cría de animales?

No, esto es algo más serio. Los niños deben venir al mundo cuándo se les desea, porque se les desea y se les puede dar lo que necesiten. La paternidad debe ser responsable y si bien, no existen escuelas de padres, la madre más adecuada no debe ser una niña de 16 años.

En la esperanza que la Ley del Aborto se apruebe pediría menos hipocresía social a aquellos que hoy se manifiestan contra las interrupciones voluntarias del embarazo y que cuando pudieron prohibirlas no lo hicieron.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Nabaztag, tu conejo mascota robotizado : Nabaztag es el nombre que recibe un simpático conejo robotizado y “tuneable” (las orejas se pueden cambiar por otras de cualquier color), con 23 centímetros de altura...

Trivial: Dentro de la cantidad de servicios que las redes de chat nos ofrecen, tenemos amplias posibilidades de ocio. Hoy voy a fijarme en un par de ellas... Leer Artículo Completo

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada