En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Aminatu Haidar

Aminatu Haidar se ha convertido en un símbolo para un pueblo saharaui que pretende desde hace años la independencia. No se sí es esta la forma más adecuada de lograrla pero durante al menos un mes, el Sáhara Occidental ha estado en boca de todos, desde España a Estados Unidos y a toda Europa, todos hemos sido testigos de las maldades de un régimen marroquí con una activista política opuesta no al régimen del país alauí sino a la situación actual de lo que ella considera su país y muchos otros, no.

Aminatu Haidar llegó a España expulsada de Marruecos. Ciertamente, no creo que Haidar haya tenido un camino de rosas a lo largo de su vida. De sobra conocemos los métodos de Hassan antes y Mohamed ahora, cuando se trata de lidiar con gente que piensa y tiene ideas propias. Torturas, encarcelamientos, aislamientos, amenazas…

Pero a mi me ha quedado la sensación, pasado el mesecito este de exilio con gazuza, que la saharaui nos ha tomado el pelo a todos. Para empezar, ha conseguido que todos sean culpables o lo parezcan, menos ella.

Cuando fue expulsada de Marruecos, la policía española, no se si con acierto o error, eso es ahora lo de menos (ya que si no llegan a dejarla entrar, estaríamos hablando en los mismos términos de error), permitió que Haidar entrase en España, en Lanzarote concretamente, de dónde ya no se movió durante poco más de un mes, iniciando una huelga de hambre.

Adaptó uno de los rincones del aeropuerto como su jaima particular y allí permaneció en silencio la mayor parte del tiempo, acompañada de una cohorte de personas, demasiadas para no estar todo más que preparado, médico incluido, portavoz y ayudantes. Desde el Sáhara, de vez en cuando manifestaciones de sus familiares moviendo la lágrima, sobre todo los saludos de sus hijos pequeños, que en lugar de pedir a su madre que volviera a casa le deseaban que se encontrase bien. Todo el escenario bien organizado a partir de un hecho quizás fortuito pues después de todo, una nunca puede saber que va a hacer el gobierno de Rabat y posteriormente el de Madrid. Bien podría haber acabado en la cárcel o en algún vergel de El Cairo.

Pero las cosas se pusieron a su favor y de repente, se encontraba en los escaparates de unos grandes almacenes, como los Reyes Magos, sin regalos ni camellos (que se sepa), a agua y azúcar (algún que otro filetito caería en la intimidad) para dar pena y forzar las negociaciones y tener la sartén bien agarrada por el mango.

Rabat le retiró el pasaporte y Madrid le regalaba uno nuevo, pero Español, y la señora no lo quiso. Le ofrecieron asilo político, pero no le apeteció. Ha hecho intervenir en este asunto a las diplomacias de medio mundo que finalmente han forzado a Marruecos a devolver el pasaporte a Haidar y por tanto, a readmitirla en el país.

La mujer, que coqueta ella, ocultaba su peso con las manos cuando acudía a la báscula de la farmacia del aeropuerto para ver cuántas tallas había perdido y para tapar la realidad, que no perdía peso a la velocidad adecuada para alguien en huelga de hambre.

Un mes, de vacaciones y en el ojo del huracán, haciéndose la víctima de todos, de gobierno marroquí y español. Y ahora, que, gracias a las maniobras diplomáticas de entre otros el señor Moratinos, ha conseguido su objetivo, se va a ser recibida en loor de multitudes (no tantas y además huyen despavoridas cuando oyen acercarse una ambulancia no sea la policía de Mohamed) y nada más llegar, despotrica en contra de España, concretamente, no seamos Aznar, contra el gobierno español, acusándole de defender a su vecino Marruecos en todo este conflicto.

Puede ser que el hambre le hiciera pensar alucinaciones o que la reina mora esta del tres al cuarto tenga más cara que joroba un dromedario. Pero no creo que además de la publicidad que de sí misma y de paso, de la causa saharaui ha hecho, no creo no que sea de nuevo bien recibida en España, donde tantos amigos ha dejado. Durante treinta y tantos días ha supuesto una molestia para España, una mosca cojonera a la que no invitaríamos a cenar (seguro que en estado normal come como una lima) y a la que no debemos nada. Nada tiene que reclamar de España que la ha acogido, le ha facilitado soluciones y la vuelta a su estado anterior, más lisonjera que antes se ve, 30 días en Canarias, un par de tallitas menos y una publicidad impagable, casi tanto como las noches del Sáhara.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Operación Triunfo Gala 13 : La gala número trece (o décimo tercera) de OT se inicia con el “Corazón contento” cantado por OT2008. Se anuncia que los espectadores tienen hora y media para seguir votando antes...

Ibarretxe, el mister Spock del referéndum: Mister Spock era incombustible, casi invulnerable, inasequible al desaliento y por tanto, muy testarudo. Los vascos tenemos fama de cabezones y...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada