En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Disidencias, traiciones y puñaladas traperas

Cuando el presidente Aznar nombró a dedo a Mariano Rajoy como su sucesor, no solo lo hizo pensando en la presidencia del Partido Popular sino también en la presidencia de la Nación.

Era un partido fácil, Rajoy heredaba una mayoría absoluta, plagada de errores amparados en ella pero se enfrentaba a un novato, al que conocía poca gente pero que emergía como una planta nueva en medio de la maraña corrupta anterior.

Los luctuosos atentados del 11 de marzo en Madrid y la gestión que de ella hicieron unos y otros, propició lo nunca visto en España. El partido en el poder con mayoría absoluta, perdía no solo aquella sino el gobierno.

Fue entonces cuando Rajoy debió plantearse las cosas y habiendo decidido quedarse, tenía que haberse rodeado de un equipo propio de personas y desechar el heredado. No hizo tal y como se ha visto, ha desperdiciado cuatro años de oposición en desgastar a un gobierno al que no solo no ha desgastado sino que ha hecho subir en escaños. Es cierto que el propio Rajoy ha salido algo reforzado al crecer en votos y escaños y eso, solo eso, le mantiene aún al frente del partido.

Ahora, tras la derrota, la primera atribuible únicamente a causas políticas, se ha dado cuenta de que es necesaria la limpieza de su casa antes de intentar ocupar la del presidente del gobierno.

Pero como cuando uno intenta eliminar una plaga, los bichos se resisten, luchan con todos sus medios para quedarse en la comodidad de sus poltronas, para intentar trepar más alto. Algunos huyen, ya que las ratas son las primeras en abandonar el barco, pero otros se esconden a la espera de poder dar su puñalada por la espalda.

Rajoy va a necesitar nuevos insecticidas y raticididas para acabar con todos y va a necesitar que alguien le proteja sus espaldas, una armadura a prueba de cuchillos. Pero además necesita dar el golpe definitivo encima de la mesa, debe demostrar quién está al mando. No debe temer nada de alguien como María San Gil, que además de no ser nadie a nivel político, le ha ido e cara, le ha dicho las cosas en sus bien cuidadas barbas. Al contrario, a quién debe temer es a aquellos que le preparan la emboscada, aquellos que hablan y conspiran a sus espaldas y que delante de él, sonríen y le dan ánimos.

Pero Mariano Rajoy además de gallego en ejercicio (puesto que no se sabe si ahora mismo sube o baja la escalera) es un hombre ya crecido y teniendo en cuenta los años que lleva dedicándose a esto y que al menos cuenta con el apoyo del abuelo Fraga, si actúa deprisa y sin temblores de mano, saldrá victorioso frente a la vieja guardia de Aznar, Mayor Oreja y demás allegados.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Gala 20 de Gran Hermano 11: Realidad o Ficción? Tatiana expulsada de Gran Hermano y Ferrol llega al poder (esto me suena)...

Panda Cloud Antivirus: La empresa Panda acaba de lanzar la versión beta de su antivirus gratuito y le ha llamado Panda Cloud.

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada