En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

El Ángelus de Millet

Cuando Salvador Dalí vio por primera vez el cuadro “El Ángelus” del pintor francés Mollet, se vio invadido por una sensación extraña. Ese cuadro, “El Ángelus” comenzó además a aparecer en todas partes, no se sabe muy bien por qué, se puso de moda para decorar juegos de café, ceniceros, platos y todo tipo de objetos.

Salvador Dalí desde el principio, vio algo en ese cuadro que le desasosegaba. Se preguntaba el porqué de que ese cuadro apareciera en tantos sitios, qué tenía de especial.

En la imagen se aprecia una pareja de campesinos en actitud respetuosa, podría decirse que orando. En el suelo, al lado del campesino una horca clavada y en medio de ambos, un saco de patatas. Algo tan en principio, inocente, despertó la paranoia de Dalí, al punto de obsesionarse con el cuadro. Él veía más cosas en la imagen, cosas que nadie veía.

Desde siempre Salvador Dalí había estado obsesionado con el sexo y la muerte (de hecho, Salvador Dalí llevaba el mismo nombre que su hermano mayor, muerto antes de nacer él) y él en su cerebro especial veía ambas cosas en ese cuadro. Escribió incluso un tratado sobre “El Ángelus” en francés, contando sus teorías.

Cierto o no que Dalí veía más cosas en el cuadro de las que el resto de los mortales, la verdad es que analizado el lienzo con rayos X, se podía apreciar la presencia de un ataúd infantil debajo del saco de patatas. Este extremo lo había confirmado Dalí mediante conversaciones con un amigo de Millet. Según este amigo, el pintor francés había tapado el ataúd porque se había enterado que eso no sería del gusto de las nuevas modas parisinas. Acertó de lleno al cambiarlo como se vio, ya que la imagen pasó a decorar gran parte de los hogares franceses, pero escondió sus verdaderas intenciones, las de representar la muerte de un niño, el hijo de dos campesinos, enterrado en el campo sin más noticias para el resto del mundo que la presencia de sus padres.

Casualidad o no, en el cuadro había más cosas que las que se veían a simple vista, y al menos la muerte, como sugería Dalí, estaba representada. Cosas de los genios o del azar.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Jie Li Gran Hermano 10 : Llegó de China hace seis años. Su entrada en GH es según ella para dar a conocer la cultura china...

Juegos Olimpicos Beijing 2008 dia 9 y 10: Michael Phelps: Ha nacido una estrella. Llevábamos muchos días sin medallas en los JJOO de Beijing y ha sido desembarcar nuestra familia real y empezar a conseguirse como...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada