En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

La Espada de Joram

Dentro de la literatura fantástica y el especial lugar que los autores Tracy Hickman y Margarett Weis ocupan, no es ésta obra una de las cumbres más elevadas.

“La Espada de Joram” arranca bien, muy bien. Los autores son especialistas en describir nuevos mundos, nuevos personajes y nuevos dioses. Los personajes principales además, son de ese tipo de los que uno queda “enamorado” a primera vista, tanto de los positivos como de los negativos.

Pero pese al arranque, algo le sucede a la obra tras sobrepasar la mitad, que echa a perder todo lo anteriormente narrado, convirtiendo algo que apuntaba a obra maestra del género y a ser inspiración de futuros escritores, en algo vulgar, del montón, para pasar el rato.

No obstante, tras los tres primeros volúmenes, llegó un cuarto y último, que contribuyó en mucho a mejorar el conjunto, a enmendar bastante el resultado final de los tres primeros. Pese a todo, y dada la riqueza del nuevo mundo descrito, del nuevo tipo de sociedad y de la perfecta orquestación de los personajes principales en ese orden de cosas, es una lectura que puedo recomendar.

La historia es atípica. Estábamos acostumbrados a que la magia fuera algo excepcional entre los personajes de este tipo de literatura, algo reservado a unos pocos. En “La Espada de Joram” lo excepcional es nacer sin ser capaz de hacer magia. La sociedad está formada exclusivamente por magos y catalistas. Los catalistas son los que suministran la magia, transformándola de los elementos naturales y pasándosela a los magos para su uso. Los magos están tremendamente especializados (agricultores, carpinteros, metereólogos (nunca nieva en Camelot…). Es un mundo sin trabajo físico, sin herramientas, ya que su uso está prohibido, incluso la gestación de niños debe hacerse sin contacto físico.

Sin embargo, de vez en cuando nace un niño incapaz de usar la magia y la sociedad lo deja morir, lo aparta de ella. Es así, como nace Joram, carente de magia y condenado al olvido hasta que alguien le roba de su encierro y huye con él al confín del mundo. Pero Joram no es un niño cualquiera y está destinado a cumplir una profecía de consecuencias inimaginables.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Operación Triunfo 2008 Pedro: No ha sido una sorpresa que Pablo se haya plantado en la final de OT 2008. La única pega es que ha tenido que hacerlo después de superar un duelo con su buen amigo Manu...

Nescafé, sueldo de 2.000 euros para toda la vida: Cuando veo el anuncio de esta empresa que regala este premio tan alucinante para muchos que tenemos hueco que tapar.

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada