En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

España

Vivir en una comunidad como Galicia después de haber vivido en una como el País Vasco, durante muchos años, deja muy a las claras que en este país que llamamos España, no todos somos iguales y que los gobiernos tienen mucho por hacer.

No voy a entrar en los motivos de porqué unas comunidades o zonas están más o menos desarrolladas que otras. No me compete analizar aquí la historia de todo un país y porqué las riquezas se han repartido de ésta o tal forma. Pero la realidad es que un español gallego no vive igual que un español vasco, aún trabajando las mismas horas y en idénticos puestos de trabajo.

Para empezar, el coste de la vida no es el mismo en cada comunidad y aunque comprendo que pueda haber diferencias entre el precio de esto o aquello, aquí o allí, a veces son abismales y no se entienden. Paso de puntillas por el precio de la vivienda, que ahí influyen muchas cosas, pero ¿un kilo de patatas no debiera valer más o menos lo mismo en Galicia que en Madrid?

Como consecuencia, me dirán los habitantes vascos o madrileños, entre otros, los salarios son superiores en estas comunidades, porque las cosas les cuestan más. No estoy de acuerdo: no son los precios los que empujan a los salarios sino al revés. Un mayor poder adquisitivo trae como consecuencia un aumento en la demanda y por tanto, un aumento de precios. El porqué de esta histórica diferencia en salarios se me escapa.

Pero las diferencias entre españoles no se quedan ahí, en lo que cobran a fin de mes por el mismo tiempo de trabajo. Los servicios que presta el Estado, ya sea central o autonómico, hacen aún mayor la brecha, y propician la existencia no ya solo de dos españas sino de tres.

No es lo mismo ponerse enfermo en el País Vasco que en Galicia. No es lo mismo esperar 24 horas para hacerse una radiografía que esperar dos meses. La enfermedad es la misma y lo que se paga a la seguridad social también, pero los servicios como se sabe, no son iguales. Un enfermo vasco tiene más garantías de curación que uno gallego, las cosas como son.

Los vascos, para seguir con lo que conozco, disponen de carreteras a nivel europeo. Muy pocas son las víctimas de accidentes de tráfico en Euskadi. A lo largo del mismo fin de semana, he constatado una o dos víctimas mortales en carreteras vascas por a veces hasta 10 en carreteras gallegas. ¿Conducen peor los gallegos? No, conducen en peores condiciones, por carreteras por donde solo cabe holgadamente una moto, se ven obligados a conducir vehículos de cuatro ruedas.

Estas desigualdades afloran en muchos más ámbitos de la vida de las personas. Por lo que pienso que las políticas deben ir destinadas a erradicar las diferencias entre pueblos españoles. Son estas diferencias las que mueven a una idea de Estado en división. Se habla de solidaridad entre las comunidades pero así como España ha convergido en Europa y hoy en día, ya no hay tantas diferencias con los países europeos como antes, las comunidades deben converger. Se deben destinar los recursos donde más se necesitan y no donde más se consumen, se debe aportar más de lo que se recibe si se quiere ser solidario con los pueblos. Pero si en la España de nuestro tiempo planteásemos esto a las comunidades más ricas, nos dirían que la solidaridad bien entendida empieza por uno mismo.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Anxo Quintana :Estimado vicepresidente, prescindiré de los títulos de honor que su cargo conllevan en la esperanza de que disculpe mi atrevimiento para tratar de abreviar en lo posible...

Cuarta Gala Factor X: Se inicia la gala mostrando los momentos más importantes de la tercera gala y el recuerdo para la eliminada. Además vemos como ha ido la semana y al parecer...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada