En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Película Camino

Termino de ver la película “Camino” de Javier Fesser, inspirada en la vida de la niña Alexia González Barros, que falleció de cáncer en 1985. El Opus Dei ha intentado canonizar a esa niña y en estos momentos se encuentra en ese proceso de canonización a la espera de la decisión de El Vaticano. Desconozco los milagros y merecimientos que la niña haya podido hacer en vida. Lo seguro es que tuvo que padecer horriblemente una enfermedad injusta, suele serlo con todos, más aún cuando se trata de alguien tan joven.

Vista la obra de Fesser y la visión que éste tiene sobre los sectores más duros del catolicismo español y sobre esa organización que no se sabe muy bien qué es, llamada Opus Dei, no puedo menos que preguntarme el porqué de que cosas como estas sucedan hoy día. No estamos dominados por la terrible presencia de la Inquisición, ni soportamos otra terrible presencia, peor aún, que es la de la ignorancia, terreno en el cual crecen todo tipo de malas hierbas, todas ellas malignas y letales, muy peligrosas porque su apariencia suele ser inocente como el de ciertas plantas que esconden un poderoso veneno.

Es mucho el oscurantismo que se aprecia tras el Opus Dei. Para alguien ajeno a la Obra de Escrivá de Balaguer, beatificado en vida del decrépito Wojtyla, al menos se adivina secretismo, poder, opresión y muchísima hipocresía. Parece una organización de ricos y para ricos pero que no dudan en tener en sus bases pobres que limpien sus oficinas, cuiden de sus hijos y oculten sus pecados.

En “Camino” se narra el sacrificio personal de una madre de familia, que pierde de una u otra manera a sus tres hijos (dos mueren y otra se hace numeraria de la orden) y a su marido. Al final de la película lo único que le queda es un rollo de película en súper 8 y la duda, la tremenda duda en su mirada, de si tanto sufrimiento le ha merecido la pena.

Es cuando menos curioso que desde esos sectores ultra católicos se critiquen con dureza los fundamentalismos islámicos, unos fundamentalismos ciertamente criticables por su escaso respeto por los derechos humanos pero que en otros aspectos, no se diferencian en gran cosa a lo que del Opus Dei hemos visto en “Camino”. Unos sacerdotes que como lobos, se apostan en torno a la cama de una niña moribunda, para que con su muerte, que exigen se cumpla en día y hora, se hinchen las velas de su nave monstruosa construida a costa del sacrificio de muchos inocentes. Cuando en una religión como la católica, con unos dogmas muy claros, se le aparecen este tipo de verrugas en forma de sectas, es el momento de que esa religión se defienda, arrancando de su rostro las verrugas aunque dejen marca. Pero no lo hace, al contrario, se beatifica al fundador de la orden sin plantearse nada. Dice el dogma que Jesús prefería la pobreza y que Dios prohibió adorar al becerro de oro, no porque fuera becerro sino porque estaba hecho en oro. Para el Opus es fundamental el dinero, por ello se lo sacan sin muchos disimulos a sus miembros, desde los más ricos a los más pobres. Cuanto más dan, más cerca de Dios están pero del dinero, no se vuelve a saber más.

Sonroja como esos sectores ponen el grito en el cielo ante una asignatura, la Educación Para la Ciudadanía, que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha incluido en los programas escolares de manera obligatoria. Acusan al gobierno de tratar de adoctrinar a sus hijos y claro, eso no lo pueden consentir. No se puede permitir que los hijos decidan por si mismos, que tengan una mentalidad libre para saber separar el trigo de la paja. No, ¿qué sería de ellos sin adeptos paganos (de pagar)? ¿Quién iba a pagar tanta mentira? ¿Con qué dinero se iban a conseguir santos con los que obtener poder en el Vaticano?.

Estos días nos ha visitado el número dos de El Vaticano, de cuyo nombre no consigo acordarme en este momento, tampoco importa. Se ha atrevido, como siempre a criticar algunas de las leyes de las que los españoles hemos tenido a bien dotarnos. No toleran aquello que no controlan. No toleran el aborto porque les quita poder sobre la vida, no soportan el divorcio, porque les quita poder sobre el matrimonio, no aguantan el matrimonio homosexual, porque ello da normalidad a lo que ellos han condenado. Y nadie, ni este gobierno ni los anteriores (no me refiero a los de Aznar, por supuesto), es capaz de criticarle a ese número dos, a los muchos número dos de El Vaticano que nos han visitado, la falta de respeto a los derechos humanos de la Iglesia, la falta de democracia en sus instituciones y en su organización, la nula igualdad de sexos y su ausencia de respeto por los demás.

Siguen hoy vigentes y más que nunca, las palabras de Cervantes: “Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho”.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Liga Ftbol Jornada 28: El primero de ellos, en el estadio de La Cartuja, en el destierro bético, Betis recibía al Villarreal, partido con seis goles. El primero de ellos antes de cumplirse el primer minuto... Leer Artículo Completo

Gala 4 de Gran Hermano 11: Gala de Expulsión: Arturo, Hans o Nagore, uno de los tres abandona la casa hoy...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada