En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Gala 3 de Gran Hermano 11


Hoy, Arturo, Indhira o Siscu, abandonará la casa pero además de la expulsión de uno de ellos, se anuncian nuevas entradas al concurso. La semana pasada, a última hora del jueves, Lis decidió abandonar la casa también, pidiendo un abogado. El resto de concursantes de la casa Espía habían decidido hacerle luz de gas al haber destapado el secreto de Laura y Ángela. No pudo soportar la presión de lo que se le venía encima y se fue.

Durante la semana se ha visto a un Arturo muy seguro de su continuidad en la casa, un Siscu enfrentándose a su grupo, un Toscano liado con dos a la vez que también quiere desmarcarse del pacto y la actividad incesante de Indhira a la hora de decir no a Arturo y que ya veremos si ha tenido éxito.

Mercedes Milá entra en el estudio con un manojo de zanahorias en la mano, vestida de tal. Saluda a una bastante atontada Lis que apenas acierta a contestar con un buenas noches forzado.

Durante la semana los porcentajes de la votación del público han cambiado poco. Hay un concursante que se lleva más de la mitad de los votos, el 55% y uno que se queda en el 10%. Pronto se desvelará quién es el expulsado pero el porcentaje es cuando menos curioso, por lo alto, al no ser ninguno de ellos especialmente polémico. Podríamos apostar por Siscu, que la semana pasada se convirtió en el primer concursante de Gran Hermano en 11 ediciones en ser nominado por el programa y no por sus compañeros, por sus enfrentamientos violentos con el expulsado Gonzalo.

Lis, llorando por los nervios, no respondió en el debate de Jordi González a las razones de su salida. Ella sabía que no iba a estar bien en la casa, ya había notado la agresividad de sus compañeros antes de desvelar el secreto pero la cosa fue a mucho peor cuando Gran Hermano 11 les mostró el vídeo donde delata a Ángela y Laura. No pensó que le fueran a dar ningún premio pero se sintió engañada cuando les mostraron el vídeo del confesionario al resto. Ella no esperaba que nada de lo que ella pudiera decir en el confesionario se pudiera utilizar en su contra. Actuó para atacar a Ángela e intentó quedarse en última estancia, nominada aunque en la casa 11. El programa no aceptó.

Durante la semana Indhira y Arturo han cortado su relación. Pero la separación ha durado poco, a penas un día y se han vuelto a enzarzar en un edredoning sin fin. “Arturo, ¿ya estás otra vez?”, mientras señala con un bolígrafo el “delfín”. “Tengo viagra en la sangre”, responde él. , O: “¿sigues igual, Arturo?. Dime que es la petaca…”, a lo que Arturo contesta: “No emite pero se puede usar de micrófono también…”. Con este tipo de conversaciones y situaciones, el calentón de Arturo es continuo e Indhira no ayuda mucho… Para rematar en el estudio, Mercedes Milá va y dice, “además voy yo y me disfrazo de zanahoria.” Indhira tiene remordimientos cuando se acuerda de su madre, presente en el estudio y que se está poniendo de todos los colores con las imágenes que está viendo. La mujer solo le había pedido una cosa a su hija y es precisamente esa cosa la que corre meyor peligro de incumplirse a cada hora que pasa.

Melanie, la semana pasada estaba en el baño y desde allí, pudo oír como Siscu la nominaba. Teniendo en cuenta que tenían un medio rollo, eso le sentó muy mal a la chica. Siscu le acabó pidiendo disculpas. Realmente está muy arrepentido de haberla nominado. Pero ahora está con el grupo de los bonitos.

En la casa Espía, las apuestas han sido por orden de sorteo, ya que no pueden repetir nominado. Laura ha sido la primera y ha elegido a Arturo, Saray ha votado por Siscu y finalmente a Ángel le ha quedado Indhira como única posibilidad.

Así las cosas, llega el momento de la expulsión. La audiencia ha decidido que debe abandonar la casa: Siscu. El nominado disciplinariamente es el elegido y la pareja de Arturo e Indhira no se rompe.

Siscu descubre el secreto de la Casa Espía. El programa le hace entrar allí y conocer a sus tres habitantes. Se asombra ante una casa distinta pero lógicamente, de Gran Hermano. Quizás Siscu se esté haciendo ilusiones de quedarse en esa casa. Finalmente, le comunican que su expulsión sirve para que Saray entre en la casa 11. Saray puede entrar en una casa quizás con ánimos de venganza para el grupo de los feos que tan mal se lo hicieron pasar a su madre Pilar.

Arturo e Indhira regresan a la casa, los bonitos les reciben con alegría y los feos con mayor frialdad, solo Melanie acude a besarles. Hans se ha integrado definitivamente en el grupo de los bonitos.

Para combatir los pactos, la organización de Gran Hermano va a cambiar el sistema de nominaciones. No nominarán en el confesionario ni al azar, serán nominaciones con estrategia pero no les dará tiempo a prepararla ni a cambiar la que traían. El resultado puede ser muy incierto. De momento, todos los concursantes de la Casa 11 (aún sin Saray) deben entrar en la sala de expulsiones.

La llegada de Hans a la casa, había traído sin embargo, un cierto equilibrio en las nominaciones, su labor con Toscano, de diálogo continuo, le había convencido de cambiar de bando. Toscano duda por la forma que su cambio de grupo pueda ser vista fuera, no quiere que le vean como un traidor pero tampoco quiere que le vean como un borrego que hace lo que los demás le dicen. Se plantea nominar según sus convicciones y no según lo que marque el grupo de los feos.

El grupo de los feos ya le ha dicho a Toscano a quién debe nominar. Sí este decide variar este rumbo, los resultados podrían poner a uno de cada grupo en la sala de expulsiones. El grupo de los bonitos ha decidido nominar a Juan.

Los concursantes han preparado las nominaciones tanto si son de 3, 2 y 1 punto como si son 1 y 1. Pero el programa, atento a ello, les sorprenderá. Los nueve concursantes deben ponerse de acuerdo para nominar a tres entre ellos. Rápidamente, el grupo de los feos trata de imponer su criterio al resto, quieren nominar como siempre, es decir, dar dos nombres y los resultados que se produzcan, sean aceptados por todos.

Mientras ellos piensan como nominar y a quién, entra en la casa una nueva concursante: Carolina, madrileña de origen Guineano, madre de una niña, maniática del orden y la limpieza. Vive en Alcobendas, tiene 33 años. Trabaja en un centro de Pilates y Belleza. Le apasionan las compras, vive con el padre de su hija, tiene un fuerte carácter y no soporta las críticas. Parece un fichaje que dará mucho juego.

Gerardo es el siguiente en entrar, tiene 38 años, es de Madrid, licenciado en empresariales, empresario, apoderado taurino, jugador de póker, divorciado al que le encanta su libertad.

Otra concursante más entra en Gran Hermano, Carol, cántabra, vive en San Sebastián, comercial en un concesionario de coches y aficionada a las traineras y al deporte del remo. Tiene 29 años y sigue donde vaya a la trainera de Castro Urdiales.

Estos tres concursantes han podido ver todo el concurso hasta ahora y han podido leer todo lo que se ha escrito. Los tres han entrado a la casa 11 de momento pero ese no será el destino final de ninguno de ellos.

Hans lleva una semana en la casa 11 y ya le ha dado tiempo a darse cuenta de las cosas que pasan allí. Durante esta semana le han espiado sus compañeros y le han hecho saber que estaban allí, al otro lado del espejo, con lo que Gran Hermano ha tenido que darles el aviso correspondiente.

Los nueve concursantes han llegado a un acuerdo para dar tres nombres: Arturo, Hans y Nagore. Cuando han dado el nombre de Nagore, el plató de Gran Hermano ha aplaudido espontáneamente. Este aplauso afectará sin duda a Nagore, que aunque ha sonreído al oírlos, seguramente le dará más vueltas después.

Los tres recién llegados deben abandonar la casa 11 para entrar en la Casa Espía y de allí, Saray debe despedirse de Laura y Ángel para entrar al concurso definitivamente.

Saray entra finalmente en la casa. Debe mantener en secreto la existencia de la Casa Espía. Durante la semana, Juan se ha disfrazado de Saray para obtener algo de comida de la organización. Ahora Saray es alguien real, en la casa, y veremos como se produce la convivencia ante todo lo que sabe y ante los enemigos de su madre.

Mientras todas estas entradas y salidas se producen, vemos un poco más de la semana que ha pasado. La falta de comida por la pérdida de las pruebas, lleva a los concursantes a pesar las raciones de alimentos, a traficar incluso con el pan.

Juan echa de menos a sus hijos y llora por ellos en el confesionario. Los bonitos le ven como un calzonazos de Nagore, a la que consideran gran manipuladora de todo. Nagore ha ocupado el lugar de Gonzalo en la jefatura del grupo.

Así las cosas, unos la detestan y otros le tienen miedo.

El edredoning no es patrimonio exclusivo de Arturo e Indhira, Toscano y Tatiana se entretienen a su modo. Ninguno de ellos quiere una relación pero la cosa amenaza con explotar de un momento a otro, la lucha de delfines es continua. Pero como no hay relación de “novios”, Toscano lo intenta también con Melanie. Toscano se conforma en principio con tocar los nervios sensibles de la rusa que ni hace ni deja hacer, no quiere una relación con Toscano pero tampoco quiere verle cerca de Melanie.

Por su lado, Rebeca no es tan Rebequita como quiere dar a entender.
Esta semana han conseguido pasar la prueba de los relojes por lo que tendrán comida.

Siscu llega al plató de Gran Hermano 11 para enfrentarse a su paso por la casa y a su entrevista con Mercedes Milá. Le ponen las imágenes de sus peleas con Tatiana y Gonzalo y los insultos que le dedica Nagore. Su paso por la casa, corto, se resume en esos enfrentamientos y en su relación de tonteo con Melanie.

En la casa Espía vuelven a ser cinco y ahora deben acertar el expulsado entre los nominados de esta semana: Arturo, Hans y Nagore.

Pulsa aquí para consultar todas las Galas de Gran Hermano 11

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Liga Ftbol Jornada 27: El sábado, el Valencia perdía en casa parte de sus probabilidades de ganar la Liga al caer en casa ante el Racing de Santander por 0-2, con goles de Munitis y Oriol... Leer Artículo Completo

Alberto Contador, el héroe: Seguramente no ha sorprendido a los que le conocen, a sus familiares, amigos y compañeros. Alguien como él, que ha superado tantas adversidades...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada