En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Gala 7 de Gran Hermano 11


Tras la estrambótica semana anterior, en la que no hubo nominaciones y sí reparto de concursantes entre las dos casas, no tendremos expulsado de la casa 11 pero eso sí, una de las dos Carolinas se quedará sin entrar a participar en el concurso.

Aunque ellos no lo saben, los compañeros que se libraron de la expulsión la pasada gala, en la que fue expulsado Juan, y que entraron a acompañarlas en la casa espía, deberán decidir entre ellos cuál de las dos, Carol o Carolina, se convierte en concursante definitiva.

Probablemente si le preguntamos a Arturo, lo tendría claro, Carol, con la que ha hecho buena migas y con la que quiere probablemente llegar a más. Pero si preguntamos a Indhira, Tatiana y Toscano, probablemente elijan a Carolina, que se ha preocupado más de abrirse a todos que Carol, que en principio flirteó con Arturo y poco después arrepentida, daba explicaciones poco creíbles a quién no se las había pedido, Indhira.

Mercedes Milá viene vestida de manzana, aunque ella prefiere llamarla, fruta prohibida. “Soy una manzana, soy la tentación hecha mujer”. Y se ha quedado tan ancha.

El bombazo de la gala es la entrada de tres aborígenes de Papúa Nueva Guinea, que estarán con los concursantes no se sabe cuánto tiempo aún. No se ha comunicado pero seguramente tendrá que ver con alguna prueba.

Melanie es llamada al confesionario para que no vea a Mercedes Milá dirigirse al resto de sus compañeros. Les ordena abandonar la casa de inmediato, sin Melanie y sin que ella sepa nada. Cuando sale del confesionario, se encuentra con que sus compañeros han desaparecido y en su lugar están tres indios aborígenes oceánicos, un matrimonio y el ahijado de ambos, prácticamente desnudos. 14.000 km separan su lugar de origen de Guadalix de la Sierra y vienen a mostrar como es su vida.

Melanie saluda a los tres aborígenes como si fueran tres madrileños que pasasen por allí. No ha hecho ningún aspaviento e incluso les ha dado dos besos a cada uno. Lo que más gracia le hace es que los tres van con el culo al aire. Los hombres tapan sus penes con una especie de cuernos y nada más. Melanie actúa como perfecta anfitriona enseñando la casa a los visitantes.

Las dos casas se reunifican y surgen nuevas habitaciones y espacios diferentes. Ángel, Laura, Hans, Saray y Gerardo, descubren una nueva sala, un dormitorio diferente a los que conocían de la casa espía y de la casa 11 y que formará parte de la casa unificada donde desde hoy vivirán todos juntos, los aborígenes incluidos.

Para Arturo, Carol cumple todos sus requisitos, pero los celos de Indhira, recientemente despechada, no dejan lugar a nada, solo son seis en la casa y ni Arturo ni Carol se sienten libres para nada, a Carol a veces le cuesta incluso a hablar con Arturo por como le sentará a Indhira. Pero el asunto no está nada claro, no se sabe si Carol se arrima a Arturo para tener más posibilidades de entrar en la casa, pero al mismo tiempo se da cuenta que esa estrategia le perjudica con Indhira. Carol llega a afirmar: “Es en estas ocasiones en las que me hubiera gustado no ser guapa”.

Indhira intenta ignorar la situación pero duermen todos juntos y ellos dos cuchichean y se ríen y ella piensa que hablan de ella y se ríen de ella. Arturo además imagina las charlas de Indhira en el confesionario. A Indhira le molesta que su ruptura con Arturo solo le haya importado a ella y que él por el contrario no esté ni un poquito afectado. Tan poco que ha tardado días en poner sus ojos en otra. Pero la situación, con todo lo compleja que parezca, no lo es tanto. Indhira y Arturo ya no tienen relación. El último mensaje en el confesionario de Indhira es “Zorra, que eres una zorra, te lo dedico para cuando lo veas en la tele, zorra.”

La casa ha tomado partido, cómo no, y casi todos los números apuntan a Carol como expulsada. Carol se lo teme y Carolina cree que tiene alguna ventaja.

De momento, las dos carolinas se van a la sala de expulsión. Ellas saben que están en manos de sus compañeros. Y además, lo van a ver en directo.
Como se esperaba, Carol solo ha contado con el voto favorable de Arturo mientras que Carolina ha recibido el apoyo de Tatiana, Toscano e Indhira. Carol debe abandonar Gran Hermano y todos se despiden de ella. Pero con todo, la peor despedida ha sido entre las protagonistas, entre ambas carolinas que han convivido juntas muchos días.

Arturo, Indhira, Toscano y Tatiana se reúnen con Ángel, Laura, Hans, Saray y Gerardo. De momento, Melanie sigue con los tres invitados de Papúa. La separación les ha venido bien porque todos se reencuentran como viejos amigos.
Melanie es llamada de nuevo al confesionario. Allí Mercedes habla con ella: “Se les ven los huevos y el culo” se queja Melanie a Mercedes.

Esta semana transcurrida debe significar un punto de partida para todos, sobre todo para Melanie, desposeída ya de sus mejores amigos, solo le queda Tatiana pero durante estos siete días ha podido acercarse mucho a Hans, Saray, Laura y Gerardo pero sobre todo a Ángel, del que ha dicho que se podría enamorar.

Sus compañeros la ponen al día de todos los secretos de gran hermano 11, las dos casas pero ella no dice nada de Yali y compañía que se pasean por la casa como si fuera propia. Pero solo Melanie les has visto.

Hoy habrá las primeras nominaciones de esta nueva fase de Gran Hermano. Una única casa, más grande, unificada, con Melanie, Arturo, Indhira, Toscano, Tatiana, Hans, Saray, Ángel, Laura, Gerardo y Carolina. Once concursantes que esta semana, estarán acompañados por 3 aborígenes de Papúa – Nueva Guinea y que desde ya, empiezan el concurso. Tendrán que nominar pensando ya en la victoria final.

Pero antes, todos ellos reciben la visita de Malú y Manu Carrasco, que interpretan en directo para ellos, como punto de partida, “Que nadie”.

Cuando vuelven a la casa, se encuentran con la familia aborigen, Ángel al verlos, capirote en ristre dice: “Arturo, eso es lo que te tienes que poner tu para no tener más niños”. Natalís, Yali y Filike, constituyen un experimento interesantísimo, viven en el neolítico ya que se niegan a abandonar su modo de vivir actual. Nunca han visto el agua corriente, por ejemplo. Descubren un mundo nuevo en el que no serán los únicos en aprender algo.

Gerardo está en el ojo del huracán, para ellas es un tocón y para todos, es un vago. Será complicado que hoy no salga nominado porque además, Hans no lo traga.

Gerardo abre las nominaciones, solo a una persona y con razones. Gerardo nomina a Hans porque no le gusta su manera de actuar en la semana que ha vivido con él. Debe mantener en secreto cómo ha nominado y el hecho de haber nominado.

Melanie nomina a Indhira según afirma, por razones evidentes. Melanie ha pasado una semana diferente y ha puesto sus ojos sobre Ángel que tampoco se hace de rogar demasiado.

Ángel que parecía haber hecho las paces con Hans y se llevan bien, sigue habiendo un punto de desconfianza entre ambos.

Es Hans el siguiente en nominar y nomina a Gerardo, devolviéndole la cortesía.
Ángel nomina a Arturo por “las movidas con Indhira.”

Laura, que nomina por primera vez, elige a Gerardo porque juega sucio y critica a gente de la que luego se hace amigo enseguida, al pasar de una casa a la otra.

Saray nomina a Gerardo también aunque pretendía nominar a la inmune Carolina.

Toscano nomina a Melanie porque el trato con ella cambió en los últimos tiempos.

Tatiana nomina a Gerardo también, porque le parece falso, que habla por detrás de Juan y de ella.

Arturo nomina finalmente a Ángel, no se ha atrevido con Indhira, había cierto morbo por esta nominación de Arturo.

Finalmente, Indhira es la última en entrar al confesionario. Todos esperan que nomine a Arturo y así es, nomina a Arturo.

Los nominados son 6, Gerardo, Arturo, Melanie, Indhira, Hans y Ángel.

Pulsa aquí para consultar todas las Galas de Gran Hermano 11

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Noticias Insólitas 2: Un oso se paseó como oso por su osera por un restaurante (es mucho decir) de esos de comida rápida, en Canadá...

VideoSurf: Navegando por la red, he descubierto esta magnífica página que seguramente en un par de meses, se hará imprescindible en la lista de...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada