En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Huelga de Hambre

Se ha puesto de moda, de la noche a la mañana, una forma de protesta que como tal pone en peligro la vida de la persona que la realiza en el intento de chantajear mediante este riesgo a la persona o institución de la que se espera obtener algo.

Al culebrón que representó la intermitente huelga de hambre del etarra de Juana Chaos, que, polémicas al margen sobre la veracidad o no de su protesta, consiguió no exactamente lo que quería pero si ver atenuada su prisión, se le unió hace poco uno que no se sabe muy bien como definirle, si amante de la folclórica o virrey del pelotazo marbellí. Julián Muñoz,

desde la cárcel donde permanece en espera de juicio, inició una efímera huelga de hambre de la que salió antes de una semana mediante la ingesta de unos ya famosísimos macarrones con salsa, que no con pollo a la Cantora como le hubiese gustado.

En el caso del ex alcalde marbellí, la razón esgrimida fue la de protestar por el trato injusto que a su gitana le estaban dando, con su detención y su posterior puesta en libertad bajo fianza. Poco duró el chantaje y que se sepa, no ha logrado nada con él.

Estos días, los autores intelectuales de los atentados del 11 de marzo de 2004, han iniciado una huelga de hambre, a la que se han unido otros de los diecinueve acusados presentes en el juicio. Se desconocen sus intenciones a ciencia cierta, porque no viene a cuento iniciar una huelga de hambre para protestar de su situación a estas alturas del proceso, para ello debieron iniciarla mucho tiempo atrás. Lo que el juez se teme es que todo este asunto de la huelga de hambre pretenda entorpecer el desarrollo de las sesiones como ha empezado ya a ocurrir el día de hoy, donde uno de los huelguistas ha fingido un desmayo. El juez, impertérrito, ha ordenado que se le sacase de la sala y fuese atendido y a recordado al resto de acusados en huelga que en ningún caso se va a interrumpir el juicio, que ordenará en el momento oportuno que se les alimente e hidrate por la fuerza y que si es necesario prescindirá de ellos a la hora de las vistas y serán juzgados igualmente, estén o no presentes.

Las huelgas de hambre por parte de presos persiguen diversos fines. Denunciar una situación injusta según su punto de vista, una mejora en las condiciones en las que se cumple sentencia en otros casos, una revisión de sentencia, una solicitud de nuevo juicio, la libertad… Pero el Estado no debe ceder, debe vigilar eso si que se cumplan las disposiciones actuales con el fin de preservar la vida de las personas, pero debe permanecer al margen de la voluntad individual de cada uno.

Se podrá hablar ahora de que el Estado ya cedió una vez al chantaje, pero eso en mi opinión aunque no es cierto, no viene al caso. No todos los asuntos son iguales y no es lo mismo un preso condenado que ha cumplido parte de una sentencia que unos individuos en medio de un juicio acusados de 200 muertes.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Los Goya 2007: La 21ª edición de los premios Goya que otorga la Academia Española de Cine, pasará a la historia por dos motivos... Leer Artículo Completo

Pando: Pando es un programa muy útil para aquellos usuarios que quieren enviar a sus amigos o familiares archivos de gran tamaño pero ven que las actuales cuentas de correo no lo permiten...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada