En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Igresia y Estado

Es muy difícil en un país donde la inmensa mayoría de habitantes pertenecen a una religión determinada, y aunque la Constitución se encargase en su momento de hacerlo, el separar ese Estado de la Iglesia que representa esa religión.

Es España y durante muchos siglos, el poder de la Iglesia ha sido infinito. En muchos lugares de nuestra geografía, todavía sigue teniendo una importante cuota de poder.

Pero el Estado, que ostenta el poder político, completamente separado del poder religioso, debe ser declarado aconfesional como medida de higiene, higiene que debe beneficiar a ambas instituciones.

Estos días, el Estado y la Iglesia han estado más cerca de confundirse que en otras ocasiones. Se han producido muchas polémicas con la Iglesia Católica en España que sacan a colación la necesidad de un mayor nivel de separación Iglesia – Estado que el que tenemos ahora.

Una mujer, que llevaba diez años en un hospital católico, es arrojada de éste cuando consigue por fin, tras años de intensa lucha, poder desconectarse legalmente del respirador que la mantiene con vida. El propio Vaticano ha intervenido directamente en este caso, al que acusa de eutanasia y nada tiene que ver. Ha tenido que ir a morirse a un hospital público porque en el momento de la muerte, esa Iglesia piadosa y moral, no la ha querido tener a su lado, se ha escondido, se ha apartado. Patética Iglesia que cierra los ojos a las necesidades de sus creyentes por conservar cuotas de poder a las que no renunciará de buena gana.

En Extremadura y ahora que se acercan las elecciones, ha salido a colación un catálogo de fotografías que la Iglesia ha considerado ofensivas. No puedo estar del todo en desacuerdo con la Iglesia en este caso pero el catálogo se publicó en 2003, digo yo que han tenido tiempo de quejarse desde entonces y no ahora en periodo casi electoral.

La asignatura de la Religión, que la Iglesia desea obligatoria, cuyos profesores pagamos entre todos pero no podemos elegir. Ni tan siquiera podemos tomar parte en las decisiones de sus despidos. Una profesora fue despedida por estar separada y como eso atenta contra la retrógrada idea de la familia (que sabrán ellos que nunca han formado una familia) pues profesora a la calle y el Tribunal Supremo les ha dado la razón, amparándose en los concordatos España – Vaticano. Es una manera de discriminar, otra más por parte de una Iglesia que discrimina sistemáticamente a las mujeres, a las que mantiene apartadas de los cargos directivos. Me pregunto yo si con la nueva Ley de Igualdad, no veremos alguna monja en la Conferencia Episcopal. Mejor no, porque a más de un obispo le daba algo.

Recientemente también, La Iglesia ha puesto el grito en el cielo por una película española interpretada por Paz Vega, en la que encarna a Teresa de Jesús. Una vez más los eclesiásticos mean fuera de tiesto. No siguen los dictados de sus propias leyes y ya es que en la Biblia lo dice: “Si lo que ves con tus ojos te ofende, arráncatelos”. Y no, no quiero que de repente el clero se llene de tuertos. Lo que la Biblia les dice es que si algo ofende su vista, que no lo miren. Nadie obliga a los religiosos a acudir a las salas de cine a ver una película. Pero ellos no son nadie para impedirme a mi hacerlo. Pueden eso sí, prohibirla en el Vaticano, que para eso es su país, república bananera donde las haya, con un presidente vitalicio que se muere, por no morirse, como diría la Santa en controversia hoy.

Pienso necesario que deben revisarse por obsoletos, los acuerdos entre la Iglesia y el Estado Español. Ya que el Estado no hace religión, la Iglesia no debe hacer política y si quiere hacerla, debe cumplir las mismas leyes que el resto de partidos políticos. Cuando la Iglesia llama a la rebelión ciudadana contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, está haciendo política y así como los españoles normales no vamos a los templos los domingos con pancartas y megáfonos, pidiendo la democratización de la Iglesia, por ejemplo, que ellos, sigan haciendo lo que se suponen deben hacer. Salvar almas. Del resto de partes del cuerpo, se encargará el Estado.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Proceso de Paz: Algunos al referirse al proceso de paz, anteponen la coletilla “mal llamado”. Hasta hace pocos días creía sinceramente que no tenían razón, que este era un verdadero proceso de paz... Leer Artículo Completo

Galicia Calidade: Sí al final, la culpa es nuestra. Esa manía que tenemos de ponernos enfermos, de tener accidentes y sangrar por las heridas, va a ser culpa nuestra, que nos encanta pasar el día en el hospital... Leer Artículo Completo

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada