En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

La censura de TVE se debe a un error Humano

No podía ser un partido de fútbol más. Parece que las finales entre Barcelona y Athletic de Bilbao están condenadas a la polémica. Casi es de agradecer que pasen años entre una y otra. Si bien, en la final de ayer no se produjo nada comparable con la batalla campal en el césped de la de hace 25 años, la vergüenza de ver a futbolistas de gran talla utilizando karate, delante de el Rey de España no se le ha olvidado aún a nadie.

Pero lejos de aquellos incidentes, ayer se produjeron otros, menos violentos pero no menos vergonzosos. Esta vez no fueron en el césped. Sobre el terreno de juego no hubo novedad y el equipo que mejor fútbol venía practicando se impuso con claridad 4-1. Los catalanes ganaron.

Los incoherentes que durante la entrada del Rey en el estadio de Mestalla y lo que es peor, durante la audición del Himno Nacional, se pusieron a silbar y abuchear. Un gran número de ellos, que, junto a sus equipos disputaban la Copa del Rey… ¿No sabían que era la Copa del Rey? Esos mismos cafres, una parte de ellos, la parte ganadora, celebra ahora y a buen seguro se emborrachó ayer con una Copa que lleva el nombre del abucheado. Es la coherencia nacionalista. Otra parte de ellos, una parte de los derrotados, lamenta ahora haber perdido la final de la Copa del Rey, al que silbaron y abuchearon, llenando de vergüenza no solo a ellos, sino a quienes les acompañaban, a sus clubes y a sus ciudades.

Se veía venir. Algún sinvergüenza con pocas ideas había pedido días atrás a ambas aficiones que dieran la espalda al Rey en el momento de su entrada. No escuché a ningún directivo ni presidente, pedir lo contrario. Que cada palo aguante su vela. Pero como se veía venir, alguien decidió que no éramos lo suficientemente mayorcitos para ver como se silbaba al Rey y al Himno. Alguien decidió por su cuenta y riesgo que no estábamos preparados para tal cosa. Y decidió sin pararse a pensar dos veces, que no se iba a emitir el momento clave. Así, mientras SM el Rey Don Juan Carlos, acompañado por SM la Reina Doña Sofía, salía al palco y comenzaba a sonar el Himno Nacional y comenzaban los sinvergüenzas a abuchear, alguien decidió que eso no lo podíamos ver. Así que contra toda lógica, en ese momento se conecta con San Mamés… Debido al escándalo, la verdad que yo ya no pude ver el partido con la tranquilidad que pensaba verlo y supongo que a muchas personas les sucedió igual, durante el descanso se emitieron las imágenes censuradas, con un himno elevado de volumen, para tapar en lo posible la realidad cruda. Peor. Mucho peor.

El Director de TVE ha comparecido hoy obligado por las circunstancias, avergonzado por lo sucedido, visiblemente abochornado y con el temple propio de un mal torero, ha anunciado el cese del jefe de deportes de TVE y ha negado que lo sucedido corresponda con nada intencional. Todo ha sido fruto de un error, pero le traiciona el subconsciente. Reconoce haber dado instrucciones concretas para que el himno se emitiera sin cortes… ¿Es que sabía lo que iba a suceder?¿Acaso había discutido con alguien la posibilidad de censurarlo? ¿Por qué dar instrucciones precisas de emitir el himno íntegro, cuando es algo que se hace habitualmente?

Me pregunto si en adelante, equipos con hinchadas donde el nacionalismo está tan arraigado, deberían ser invitados a no participar en eventos donde SM el Rey y el Himno Nacional deben estar presentes, para no herir las sensibilidades de tanto aficionado imbécil que pulula por los campos cuando deberían estar no en la grada sino pastando la hierba.

Alguna solución hay que buscar pero lo de ayer, no puede repetirse ni amparándose en el derecho a la Libertad de Expresión. El Himno Nacional es sagrado. Es junto a la bandera, uno de los símbolos del Estado, estado mal que les pese a algunos, que nos abarca a todos. De momento.

Un poco de inteligencia y un poco de cordura, mezcladas en las correctas dosis deberían ser suficientes. Sino, a legislar, como en otros sitios, donde el hecho de silbar el himno o la bandera supone la inmediata suspensión del acto a realizar.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
La Duda (Doubt):La historia tiene lugar en un colegio católico, el Saint Nicholas, en el Bronx, donde un sacerdote, el padre Flynn intenta introducir cambios, acercar la Iglesia a la gente.

Las tertulias y las pancartas: Hace muchos años, tanto que ya se pierden en la memoria y no hay nadie vivo para recordarlo, se pusieron de moda las tertulias en los cafés... Leer Artículo Completo

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada