En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

La medalla

(Oda a José María Aznar)

"Ni un sólo momento, Adán de sangre, macho,
hombre solo en el mar, viejo hermoso José Mari,
porque por las azoteas,
agrupados en los bares,
saliendo en racimos de las alcantarillas,
temblando entre las piernas de los chauffeurs
o girando en las plataformas del ajenjo,
los fachas, José Mari, te señalan.

¡También ése! ¡También! Y se despeñan
sobre tu ex bigote ralo luminoso y casto,
rubios del norte, negros de la arena,
muchedumbres de gritos y ademanes,
como gatos y como las serpientes,
los falangistas, José Mari, los fachas
turbios de lágrimas, carne para fusta,
bota o mordisco de los domadores.

¡También ése! ¡También! Dedos teñidos
apuntan a la orilla de tu sueño
cuando el amigo come tu manzana
con un leve sabor de gasolina
y el sol canta por los ombligos
de los muchachos que juegan bajo los puentes."


Han pasado los años y en pocos días, del trío de las Azores no quedará nada, solo el recuerdo de aquellos que no les dejaremos olvidar, que les señalaremos. Y es muy importante que señalemos, que no olvidemos, a José María Aznar, ahora que su amigo George W. Bush, aquel en cuya mesa ponía los pies, aquel cuyo acento tejano imitaba en las conferencias de prensa, aquel cuyo abrazo recibió en las islas portuguesas, aquel se va y se ha olvidado de él.

Se ha olvidado de su viejo amigo “Ansar”, de su canoso bigote que tanto tilín le hacía en la intimidad de su rancho, de cómo movía ese bigote mientras masticaba esas chuletas de medio kilo de su propio ganado texano. Su amistad se detuvo para siempre cuando no pudo seguir gobernando ese país que Bush no sabe situar en el mapa, ni siquiera controlando por el cuello a aquel señor gracioso de la barba que se dejó ganar por un comunista zapatero al que en privado no trata y en público llama “amigou” con desgana.

“Ansar” perdió y su muñeco también y ambos fueron arrojados del noveno círculo. Además, se volvió muy moderno, demasiado yeyé para él y sus barbacoas, demasiado joven para comer galletitas saladas y atragantarse, demasiado impetuoso para ser presentado a sus “amigous” en sociedad. Ni siquiera se dejaba ganar corriendo.

Como si de unos Juegos Olímpicos se tratase y ahora que se va, George W Bush ha impuesto sus medallas a sus amigos, a los aliados de 8 años de desgobierno, como no, una para su Tony Blair (Blairrrrr, en la intimidad de José Mari), otra para el australiano que ni siquiera salía en la foto, otras para tantos otros menos para él. Bush ha olvidado a José Mari y es que a José Mari le señalan por la calle y Bush quiere irse con el menos ruido posible, con sus vacas, su petróleo y sus barbacoas (yihaaaaa) y los fachas no caben en el cuadro, al menos los fachas de tan alto nivel, tanto que sobrepasan al pobre Rey Jorge en su retiro. Descanse en paz. Pero nosotros, seguiremos despiertos, señalando, porque da la impresión que la vida de José Mari en la política, tiene segunda parte.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
El navegador Magellan Maestro 4040: Es el navegador adecuado para aquellos que no quieren dejarse la vista en esos modernos aparatos del tamaño de cajas de cerillas.

Espaa y Aragons: La suerte de Luis Aragonés, seleccionador nacional de fútbol va ligada a lo que suceda en el partido del próximo miércoles 28 de marzo frente a Islandia en Mallorca... Leer Artículo Completo

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada