En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Pamela Anderson

Por estos días, la que fuera vigilante de la playa y protagonizara diversos escándalos en cuanto a filmar aspectos de su vida privada con al menos dos de sus ex-maridos, ha puesto el grito en el cielo respecto a la forma que tienen de criar a los pollos en Egipto, responsables de la cadena de restaurantes de comida rápida de los EEUU, Kentucky Fried Chicken, cadena a la que Pamela Anderson y la organización ecologista a la que pertenece llevan tiempo atacando e intentando boicotear.

La neumática actriz se lamenta de las condiciones de cautividad, cría, alimentación y sacrificio de los pollos destinados a ser consumidos en esos restaurantes en Egipto.

Recientemente, activistas de su grupo ecologista se manifestaron en El Cairo ante la puerta de uno de los restaurantes del Kentucky Fried Chicken como protesta y fueron detenidos todos ellos. Nadie en la calle sabía que hacían allí los manifestantes y porque protestaban.

La doble moral de la pechugona Anderson radica en que le duele en el corazón ver como viven esas aves egipcias y como son sacrificadas, mientras tolera sin protesta la aplicación de la pena de muerte en diversos estados de su país y la existencia de la ilegal prisión de Guantánamo, donde a buen seguro tratan peor a los prisioneros que los egipcios a sus pollos.

Uno no puede por menos que sorprenderse viendo a lo que dedican sus vidas quienes tienen poder para intentar cambiar algo las cosas. Está muy bien preocuparse de las condiciones de vida de los pollos destinados al consumo, no me opongo a ello. Pero aquellos que son conocidos y famosos y que pueden hacer cosas mucho más importantes y productivas, como erradicar la pena de muerte, acabar con el trato vejatorio a los emigrantes, impedir los excesos de un presidente sin norte, desperdician sus pocas o muchas influencias en asuntos que comparados con estos no merecen la pena.

En ese sentido, hay muchos actores y actrices norteamericanos, como la incombustible Susan Sarandon, que si dedican sus esfuerzos a conseguir cambios que beneficien al menos, a una persona y no a un motón de pollos cuyo fin no es otro que dar de comer a quien los come y a quien los cría.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Libro La chica que amaba a Tom Gordon: Novela corta de Stephen King, algo fallida por no decir del todo, si no fuera por su magnífico estilo narrativo...

Beijing 2008 - Los Paralímpicos Día 4: ¡Oleeeeeeeeeeeeeeeee! 10 medallas más para España, cuatro de ellas de oro...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada