En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Presidente de Comunidad

Son lo más parecido a los caciques de antaño, a los señores del cortijo, mucho dinero y pocas luces, mucho poder, poco merecimiento.

Sí de mayor, ustedes quieren que su hijo Jaimito sea presidente de Comunidad, voy a darles algún consejo para que cumplan su sueño.

Afíliense ustedes al partido gobernante en su comunidad. Si es una comunidad con alternancia de poderes, que cada uno de ustedes se afilie a uno de los partidos.

Si el niño es listo, mejor, tendremos medio camino hecho. Si no lo es, no desesperen, niños mucho más tontos que el suyo han llegado a ministros y alguno a presidente.

Pongan empeño en que acabe los estudios obligatorios, gástense un dinero en profesores particulares, no es un gasto perdido, recuerde que es una inversión de futuro.

Cuando llegue el momento, tenemos dos vías, la formación profesional o la universidad. Ambas son factibles, no sabe la cantidad de fontaneros que empezaron haciendo arreglos en su ayuntamiento y ahora son concejales de obras públicas y urbanismo. Alguno está en la cárcel, cosas de la coyuntura, pero el 99,9 % sigue en activo.

Sí se deciden por la vía universitaria, tenemos un trecho más largo por delante. Sí, ya sé que las matrículas son caras y que su hijo no sacará becas de estudio por alumno ejemplar, pero recuerden, es un dinero bien invertido, ni en un fondo de pensiones lo invertirá mejor.

Sí el niño es listo, bien, sacará la carrera sin apuros. Recomiendo derecho o alguna ingeniería (mejor si es de caminos, puentes, etc). A la par que hace la carrera, tanto sí es listo como si no, conviene que forme parte de cuanto movimiento estudiantil exista en la universidad, eligiendo eso si, los de orientación política gobernante. Hacerse delegado de clase es una buena idea y tratar de formar parte del consejo escolar de la facultad, es un fin que le llevará a mejores objetivos. Es aquí donde empezará a conocer gente y a dar los primeros pelotazos (no se entusiasme, aún no económicos) pero sí de medranza en el poder. A su vez, afilien a su hijo cuanto antes a las juventudes del partido dominante.

No importará demasiado que su hijo no acabe la carrera. Sí la acaba, mejor. Si no, una vez obtenidos los contactos necesarios, debe trepar como sea en el partido. Aquí será necesario quizás adquirir algunos artículos de primera necesidad, como unas buenas cajas de puros habanos, unos jamones de Jabugo, algunas botellas de buen whisky y unas docenas de latas del mejor caviar. Administre estos bienes con cuidado, son caros pero si los pone en las manos adecuadas, ejercerán de lubricante en la cadena trepadora y su hijo se verá recompensado con la vicepresidencia del partido, por lo menos. Tarde o temprano, el presidente será llamado a Madrid y su hijo será el nuevo mandamás. Solo queda esperar a ser llamado o a que le nombren candidato a la presidencia de la comunidad donde residen. Sí es el partido dominante, no tendrá nada más que hacer. Ni siquiera el más torpe entre los torpes pierde unas elecciones sin hacer nada.

Recomienden a su hijo desde pequeño, que hable solamente cuando tenga algo importante que decir, aunque sea cierto. Recuérdenle siempre, este consejo le será muy útil, que es mejor que permanezca callado y parezca tonto, que que abra la boca y lo confirme.

De todas maneras, Dios no ha llamado a todos sus hijos por el camino de la elocuencia y unas buenas clases de oratoria, donde se aprende a hablar mucho sin decir realmente nada y que no se note, no le vendrán mal.

Recuerden que se necesitan tres años para aprender a hablar y 60 para aprender a escuchar. Su hijo probablemente no aprenda nunca ninguna de las dos cosas, pero siendo presidente de la comunidad, ¿quién demonios lo necesita?

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Libro La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina:Tras resolver su primer caso, la pareja se deshace. Lisbeth Salander no quiere ser el foco de la atención de todos así que desaparece para poder pensar sobre...

Premios Goya 2009 nominaciones:La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España acaba de hacer pública la lista de películas y profesionales del cine nominados a obtener uno de los premios Goya.

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada