En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Sarkozy se quita la máscara

Sarkozy se desmelena y se olvida de los obreros tres días después de ganar las elecciones a la presidencia de la república francesa. Durante la campaña electoral fueron continuas sus visitas a centros de trabajo y múltiples sus promesas acerca de mejorar la vida de los obreros. Se identificó con ellos plenamente.

Tres días después y con siete años por delante en el palacio del Elíseo, Sarkozy ha demostrado a los franceses lo que piensa realmente sobre vivir como los obreros, con un sueldo que apenes llegue a fin de mes madrugando a diario para ganarse el sustento.

No se le ha ocurrido mejor cosa que irse a descansar a un yate de lujo propiedad de uno de sus multimillonarios amigos, disfrutando de lo que ningún francés de los que le ha votado puede disfrutar. Se ha quitado la máscara y no ha tardado más que tres días en hacerlo. Se ríe así de los más desfavorecidos, de los que le han llevado a la presidencia.

En España se atribuye cierto maleficio al palacio de la Moncloa. Dicen que quienes lo habitan cambian y que así les ha sucedido a los sucesivos presidentes que por allí han pasado. Pues bien, aunque en Francia no circular leyenda similar, Sarkozy ha cambiado incluso antes de ocupar el palacio presidencial. Y eso hace suponer que en realidad no ha cambiado si no que se mostraba oculto hasta llega el momento adecuado.

En este país han sido numerosos los ciudadanos que se han rasgado las vestiduras por el viaje que el presidente Zapatero realizó a Londres en avión pagado con nuestros impuestos para llevarse a la familia, suegra incluida, de compras. El presidente del gobierno, una vez que lo es, no puede realizar viajes privados, no puede subirse a una línea regular con su familia y por tanto ha de hacer uso de los recursos que el Estado pone a su disposición. Cabe eso sí criticar la idoneidad de realizar un viaje de compras a la City, pero es algo que considero anecdótico, una excentricidad mal pensada a lo sumo.

Lo de Sarkozy es diferente. Aún no es presidente de la república y ya ejerce de emperador. Los franceses así lo han querido en detrimento de la socialista Royal, menos preparada para la batalla que el conservador y que ha pagado con su derrota la inexperiencia en estas luchas. Los franceses lo ha querido, así que, con su baguette se lo coman.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Los Videojuegos y las Mujeres: Un estudio de la Universidad Europea de Madrid, basado en más de 1700 encuestas a mujeres de las cuales más de 1500 eran usuarias... Leer Artículo Completo

Un socialista en Ajuria Enea :Hace unos años, no pude dejar de reírme un buen rato, ante la idea de un Lehendakari negro, sugerida en la película “Airbag”...

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada