En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la informaci�n le recordamos que al navegar por este sitio web est� aceptando el uso de cookies propias y de terceros que recogen informaci�n sobre su navegaci�n para mostrarle publicidad relacionada y recopilar datos anal�ticos. Acepto | M�s informaci�n
   Secciones
    Inicio  
    Actualidad  
    Cine  
    Cultura  
    Deportes  
    Dominios  
    Economía  
    Música  
    Ocio  
    Opinión  
    Política  
    Salud  
    Sociedad  
    Tecnologías  
    Televisión  
    Viajes  
    Varios  
   Servicios  
    Apellidos  
    Bolsa  
    Chat  
    Encuestas  
    Horóscopo  
    El Tiempo  
   Recomendados  
    Asesoría  
    Anuncios segundamano  
    Latinforme.com  
    Freelancers  
   A�adir  
    Favoritos  
    Página Inicio  
    Aviso Legal  
    Contacto  
 

 

 

Las tertulias y las pancartas

Hace muchos años, tanto que ya se pierden en la memoria y no hay nadie vivo para recordarlo, se pusieron de moda las tertulias en los cafés. Famosas eran algunas por la presencia de los que allí debatían, mejor, charlaban, sobre lo divino y lo humano, sobre literatura o política y cualquier cosa sobre lo que se pudiera charlar y se tuviera un punto de vista.

Hoy en día las tertulias han quedado reducidas a las emisoras de radio y a algunas cadenas de televisión. Los tertulianos no son escritores candidatos al Nóbel, ni falta que les hace, si no periodistas cercanos a uno u otro partido, colorado y azul, que más que sus puntos de vista, en un noventa por ciento de los casos, exponen las teorías y doctrinas de los partidos a los que se sienten próximos. Da igual si se contradicen de un día para otro, lo importante es defender lo que su partido hace.

Estos tertulianos además, son algo especial. Saben de todo. No importa que se hable de De Juana, de la subida del petróleo, del Tribunal Constitucional, de la agresión a Juande Ramos, de los kilos de Ronaldinho o del tamaño del miembro viril de las ballena macho, es igual. Ellos tienen siempre una opinión dispuesta en los labios y no dudan en compartirla les escuchen o no, les entiendan o no, lo importante es hablar, que algo quedará.

Frente a esta forma de comunicación, la de las modernas tertulias carentes de tertulianos a la antigua, que opinaban de lo que sabían y sus opiniones eran ley, y que se desarrollaban en los cafés, el líder del partido azul, a la sazón, en la oposición ha encontrado otra, la de la pancarta alargada, en la que se luce un mensaje y va a la cabeza de la manifestación y otras más pequeñas, en las que se insulta al presidente y se miente.

Suelen ir los manifestantes, en número abundante, con niños y abuelos y hasta con inválidos en silla de ruedas, ya se sabe que no hay peligro, porque estos no han corrido nunca delante de los grises y nadie les va a perseguir. Estratégicamente situados, individuos con megáfono gritan las consignas que los borregos acompañantes del rebaño deben repetir como salmodias en la Iglesia los domingos, acostumbrados están además a hacerlo en misa así que poco trabajo les cuesta hacerlo en la calle.

Frente a las tertulias del Café Gijón, Mariano “nometoqueslapancarta” Rajoy ha inventado “Los Sábados de La Castellana”. Que le vaya bonito.

Claudio

Si deseas contestar a este artículo o comentarlo puedes hacerlo escribiéndome a la dirección: claudio@noticiario.net , tu mail será publicado aquí.

Google
 

 
Noticias y Artículos de Interés
Primera Gala Gran Hermano 9: Maite abandona la casa cansada de la falta de interés de su hermana en conocerla. Rebeca, afirmó “ni siquiera sé si es mi hermana”...

Liga Ftbol Jornada 26: El derby de la máxima Barcelona – Real Madrid protagonizó la jornada eclipsando casi todo lo demás. Previamente, se había disputado el Levante – Villarreal... Leer Artículo Completo

Condiciones Generales de Noticiario.Net

© 2002 - 2015 www.noticiario.net . Todos los derechos reservados . Marca Registrada